jueves, 29 de noviembre de 2007

Una historia de (des)amor

Hace ya algún tiempecillo empecé a hablaros de mis amigos y eso es justo lo que voy a hacer hoy. Eso sí, os voy a hablar de uno especial, un pobre amigo mío que se encuentra muy solo, buscando a su media naranja. Aunque es francés, mi amigo se llama Pepe, aunque en mi casa le conocemos como “el zorrillo apestoso”. Es sólo un mote porque en realidad huele a perfume francés y es muy simpático, aunque un poco pesado. Siempre se quiere venir conmigo a los viajes (para buscar a su amorcito), pero desde que una vez se metió de polizón en la mochila de mi papi y se vino a la República Dominicana con nosotros (otro de los viajes que tengo pendientes de contaros), mi papi se lo prohibió terminantemente. Una cosa es que me lleve a mí pero ir cargados con todos los peluches de la casa...
En la foto de arriba nos podéis ver a los dos en una playa caribeña ¿le reconocéis? Sí, es cierto, mi amigo no es un cualquiera; hace unos cuantos años protagonizaba unos dibujos animados. El pobre se pasaba los capítulos persiguiendo a una pobre gatita a la que habían pintado una raya en la cola haciendo que Pepe creyera que era una mofeta como él… pobre, ¿encontrará alguna vez a su verdadero amor?